viernes, 23 de enero de 2009

Lo dice la Biblia

En EUA los grupos de presión, también llamados lobbies, no han dado tregua al nuevo presidente. De hecho, las organizaciones más integristas como la Iglesia de Westboro (de la que ya hablé aquí) y Presidential Prayer Team (Equipo de Oración Presidencial, una especie de caterva de meapilas al más puro estilo HazteloMirar) presionan al actual presidente para que impulse una enmienda que anule los matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados por los estados de Massachussets, California y Connecticut.

Su base, como siempre, es la definición bíblica de "matrimonio". Pero... ¿Qué dice exactamente la Biblia sobre el matrimonio? Y es que es muy peligroso citar la Biblia, que es un documento muy traicionero, y como ya os comenté en esa otra ocasión, puede sacarle los colores al más pintado si se interpreta al pie de la letra sin tener en cuenta su antigüedad.

- El matrimonio consiste en la unión de un hombre con una o más mujeres (Génesis 29:17-28 - Jacob trabaja para Labán y toma como esposas primero a Lea y luego a Raquel; 2º Libro de Samuel 3:2-5 - David tiene hijos en Hebrón con varias esposas distintas)

- El matrimonio no elimina el derecho del hombre a tomar concubinas además de su esposa o esposas. (2º Libro de Samuel 5:13 - David toma más esposas y concubinas; 1º Libro de los Reyes 11:3 - Salomón tuvo 700 mujeres reinas y 300 concubinas; 2º Libro de Crónicas 11:21 - Roboam tomó 18 mujeres y 60 concubinas, engendrando 28 hijos y 60 hijas)

- Un matrimonio será considerado válido sólo si la mujer es virgen. Si la mujer no es virgen será lapidada. Si el marido acusa a la mujer de no ser virgen, pero se prueba lo contrario, la tendrá como esposa sin poder repudiarla y compensará a su suegro con 100 monedas de plata (Deuteronomio 22:13-21)

- Se prohíbe el matrimonio entre creyente y no creyente. (Génesis 24:3 - Abraham hace jurar que su hijo no tomará esposa de entre los cananeos; Números 25:1-9
- Moisés pide a los jueces que maten a quienes se han mezclado con otro pueblo, los moabitas; Esdras 9:12 - No tomarás esposa de entre otros pueblos de la tierra, y así la herencia seguirá entre el pueblo; Nehemías 10:30 - Ídem del anterior)

- Al ser el matrimonio de por vida, ni la Constitución de ningún Estado, ni ninguna ley permitirá el divorcio. (Deuteronomio 22:19 - Ver el primer punto; San Marcos 10:9 - Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre)

- Si un hombre casado muere sin descendencia, su hermano desposará a la viuda. Si rehúsa desposar a la viuda de su hermano o deliberadamente no le da descendencia, pagará como multa su calzado y será castigado según determine la ley. La viuda rechazada podrá escupirle en la cara, eso sí. (Génesis 38:6-10 - Onán prefiere derramar en tierra antes que fecundar a la mujer de su hermano, con la que debió casarse. Dios le mata como mató a su hermano; Deuteronomio 25:5-10)

- En vez de matrimonio, si no hay hombres aceptables en tu ciudad, es obligatorio que emborraches a tu padre y mantengas relaciones sexuales con él (incluso si previamente te ha ofrecido como juguete sexual a jóvenes y viejos) junto con todas las hermanas que tengas. Por supuesto, esta regla sólo se aplica si eres mujer. (Génesis 19:31-36 - Las hijas de Lot hacen exactamente eso)

- Si un hombre es sorprendido forzando a una mujer virgen a acostarse con él, no será castigado por violación; en su lugar, pagará por ella al padre 50 monedas de plata y se casará con su víctima sin posibilidad de divorcio. Ella no tiene nada que decir en este asunto, ni ahora ni nunca. (Deuteronomio 22:28-29)

Gracias a El Teleoperador y al Daily KOS por el post y la información.

Es absurdo tratar de aplicar textos de más de tres mil años a la vida de hoy en día. Es absurdo aplicar lo que dice la Biblia a una sociedad civil que está organizada de una manera muy distinta a las tribus de Israel (o al Imperio Romano, ya puestos).

1 comentario:

Carlos dijo...

me parto con lo de "derramar en tierra" xD